Un pedazo de pan


Sin categoría AIG-2011

Publicado el 22 octubre 2011 | por Un pedazo de pan

0

Por si mi AIG 2011 visita el blog…

Pues me gusta todo, pero sobre todo, las sorpresas. Así que en puridad debería dejar de escribir para llevarme una muy grande, je, je, je.
Pero como se trata de acercarnos y llegar a saber algo más de nuestros gustos y personalidad… pues voy a esmerarme.

Me gustan los artilugios de cocina, ¿a quié no?. Me gusta el orden: mis cajitas con sus nombres, mis cuadernos para anotar ideas o las recetas que voy haciendo… Compro libros cada vez que puedo: de recetas, de historia de la cocina, de literatura sobre cocina… Como se ve en mi blog, sobre todo publico sobre pan y pan, y un poco sobre respostería. Pero también cocino, y a decir de los míos, no mal del todo. Son típicas las reuniones macro-familiares en nuestra casa: nuestros mayores se hacen muy mayores y nuestra casa es cómoda para recibirlos a todos en invierno y en verano.
Por eso, cualquier detalle es bienvenido. Si tuviera que priorizar, valoro más las cosas hechas que las compradas, los toques de originalidad, la sensación de que hay un pensamiento, una razón, un recorrido previo a un regalo: que no es simplemente un objeto -curioso, simpático, bonito, útil- que uno encontró en una tienda. Un bote de mermelada con una etiqueta hecha en casa, una receta personal ilustrada con dibujos propios o de nuestros hijos, un cuaderno de pensamientos, … Son pequeños detalles que llenan de significado los regalo que yo hago.
Pero como no todos somos iguales -mi querid@ AIG 2011- cualquier detalle servirá, porque acercará tu mundo y el mío, tus pensamientos a los míos. Hasta pronto.

email

Powered By WordPress Tabs Slides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


dos + 2 =


Amasado por :

Mira a tu alrededor. Seguro que ves a a esa persona que es "un pedazo de pan"... Yo estoy rodeada, soy afortunada. Y quiero compartir con todos ellos y vosotros este pedazo mío de pan, su aroma, su sabor, su textura. El buen pan está hecho de tiempo, porque el mejor regalo que podemos ofrecer es tiempo para compartir.

Volver Arriba ↑