Un pedazo de pan


Pan 20-11-10-065

Publicado el 28 noviembre 2010 | por Un pedazo de pan

12

Pan de Avena: ¿Te gustan las tostadas con mantequilla y miel?


Saciante y con un rico saber a nuez al tostarlo

La avena es uno de los cereales más sacientes… de ahí que en la cultura anglosajona y americana las gachas de avena sean uno de los desayunos preferidos.

Ya he incluido este mes el brownie de chocolate sin gluten, gracias a la harina -integral- de avena. Algún día escribiré las recetas -deliciosas- de galletas y barritas de avena. Hago grandes bandejas que corto en pedazos y congelo. A veces, les pongo en la mochila una porción congelada a mis hijas. A la hora de la merienda está perfectamente descongelada y sabe como recién hecha. O las caliento 15 segundos en el microondas, directamente del congelador, para tener un dulce a la hora del café o a media mañana. Pero esa, es otra historia.

Hoy nos quedamos con este pan, que sirve para hacer unos deliciosos bocadillos. Tostado y con queso fresco y miel es perfecto.

 

Copyright EWPG



Ingredientes

350 gramos de harina blanca de trigo
150 gramos de harina integral de avena
350 ml. de agua
15 gramos de miel
10 gramos de levadura fresca
7,5 gramos de sal

Como siempre, cuanto mejor sean las harinas y la miel, pues más rico saldrá el pan. Esta vez utilicé una miel de brezo: es oscura y con un sabor poderoso, perfecto para el pan. La harina de avena integral, or´gánica, por supuesto.

Método de elaboración

Amasar todos los ingredientes, hasta que la masa esté muy elástica y supere la prueba de la membrana (ver las explicaciones en mi receta de pan básico, publicada en noviembre de 2010). Dejar fermentar hasta que doble de tamaño.
Engrasar un molde rectangular de 22 cms x 8,5 cms  x 5 cms. Desinflar suavemente la masa y darle forma para pan de molde. Para ello, se debe aplastaa la masa en un rectángulo y cerrar los extremos hacia el interior sellando la unión con presión. Debe quedar una cuerda gruesa y larga. Doblar los extremos por debajo y colocar la parte más lisa hacia arriba en el molde. También puede dársele forma de S como en el Pan de Molde Victoriano, que ha sido mi elección esta vez.

Calentar el horno a 200º.

Dejar fermentar hasta que sobrepase el borde del molde. Mojar la parte superior con agua o leche (esto último si se quiere una corteza más blanda) y espolvorear copos de avena. Introducir en el horno y cocer durante 40-45 minutos hasta que esté bien dorado y hecho.

Dejar enfriar 5 minutos en el molde y luego colocar sobre una rejilla para que se enfríe.

 

Aproximadamente 215 cal./100 gramos

 

email

Powered By WordPress Tabs Slides

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


7 − cuatro =

12 Comentarios a la entrada: "Pan de Avena: ¿Te gustan las tostadas con mantequilla y miel?"

  1. Lamento contradecirte: es de los panes con menos calorías por ración… y la avena tiene un efecto saciante magnífico para planes de control calórico porque evita ingestas indeseadas de comida a horas indebidas.

    Eso sí… una vez cumplidos los 40 mejor tomarlo en el desayuno. No conviene tomar muchos hidratos de carbono después de las cinco de la tarde, porque el organismo ya no los consume y los almacena.

  2. Anónimo says:

    Si estáis ha dieta como yo no comáis lo de esta página porque tiene muchas calorías un saludo

  3. Anónimo says:

    Hola Circe, soy "anonimo", al final le añadi 10 gr de margarina, el pan delicioso!, muchas gracias por la receta, un saludo, y FELICES FIESTAS!!

  4. No, no lleva nada de grasa. En general son contados los panes a los que le añado grasa. Es evidente que ayuda a su conservación, aporta suavidad a la miga y aroma… pero también calorías extra. Procuro que en casa coman de manera saludable. Suelo usar grasa cuando comemos algo festivo o especial. Pero es una opción personal.

    Si decides añadirle algo de mantequilla, no le haría falta más de 30 gramos, reduciendo probablemente el líquido en 15 ml. Suerte en la prueba y me cuentas…

  5. Anónimo says:

    muy interesante este pan, pero no lleva margarina o aceite??, gracias.

  6. Circe: Ya he hecho el pan. Ha quedado muy rico. Le he puesto leche y agua, como aconsejaste y creo que ha sido una buena idea. No tenía harina de avena, así que molí (en thermomix) copos de avena que tenia en casa. No subió tanto como el Victorian, pero supongo que es normal, por la mezcla de harinas ¿es así?
    La próxima probaré con la harina que sugieres. En cualquier caso, he disfrutado muchísimo esta mañana acompañando mi café con unas deliciosas tostadas de este pan.

  7. Pues sí que escribí esta receta estando bien despierta!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

    El pan lo hago con agua (he incorporado a los ingredientes la cantidad: 350 ml). Pero podrías probar con leche o una mezcla de ambas por mitad. Cuéntame si lo haces.

    Por otro lado, si te gustan los panes con textura, puedes añadir copos de avena a la masa. Suelen venderse en dos formatos: finos o gruesos. Si son finos, añádelos directamente con los demás ingredientes para el amasado, Si son gruesos, puedes remojarlos durante un par de horas en agua o leche (lo que vayas a usar en el pan). Se los añades a los demás ingredientes, ua remojados y escurridos, para amasar todo junto.

    Y gracias por "corregirme" la receta.

  8. Circe: Vas a decir que soy pesada pero, estaba a punto de hacer el pan y me he dado cuenta de que no has puesto el líquido para el amasado ¿agua, leche? ¿cantidad?. Dada la cantidad de harina me lo imagino, pero prefiero ir a lo seguro. Gracias de antemano.

  9. Lola says:

    Hola Lula:

    Te acabo de hacer un comentario, pero no sé dónde ni si se ha publicado…

    Te lo vuelvo a escribir. Este blog es bárbaro. Se ve el amor que le has puesto y el interés y el esfuerzo. Me encanta. ES lindísimo, y las fotos y la estructura…

    Por cierto, ¿por qué te llamas Circe?

    Espero con ganas alguna receta con ingredientes alternativos al azúcar.

    Un abracito de tu admiradora y amante hermana,

    Lola.

  10. Gracias, meloguisomelocomoto. Premio a la visita 1000 al blog: en esta entrada olvidé la levadura. Obviamente sin ella el pan no quedaría como en la foto. ¡Ja, ja, ja!

    En fin, quizás es porque habitualmente mi forma de hacer el pan siempre incorpora unos 400 gramos de masa vieja, y por eso a menudo no añado levadura. Pero como todavía no he incluido ninguna entrada relativa al método de usar la masa vieja… pues no lo cuento.

    Vamos, voy adelantando trabajo: en lugar de hacer el pan con levadura, puede añadirse un trozo de masa del día anterior (o de dos o tres días antes) que habrás guardado en una bolsa alimentaria bien cerrada en la nevera. Esta masa, llena de levaduras, te sirve de fermento para el nuevo pan. CUando la masa ha leudado por primera vez y antes de darle la forma final, apartas un trozo de unos 400 gramos de masa. Esa será la "nueva masa vieja" para tu siguiente tanda de pan un par de días después.

    En fin, y para simplificar, en la receta he rectificado y añadido la levadura. Y del método de la masa vieja volveré a hablar en breve en una entrada específica y con fotos, para que esté muy clarito.

    De nuevo, gracias, gracias, gracias. Es lo bueno del blog: lo hacemos entre todos, autor y lector.

  11. dulce says:

    que bueno este pan , me quedo en tu blog y te invito a visitar mi blog dulce, un beso


Amasado por :

Mira a tu alrededor. Seguro que ves a a esa persona que es "un pedazo de pan"... Yo estoy rodeada, soy afortunada. Y quiero compartir con todos ellos y vosotros este pedazo mío de pan, su aroma, su sabor, su textura. El buen pan está hecho de tiempo, porque el mejor regalo que podemos ofrecer es tiempo para compartir.

Volver Arriba ↑