Un pedazo de pan


Dulces 20040101_104

Publicado el 21 noviembre 2011 | por Un pedazo de pan

7

Homenaje a Italia: galletas napolitanas


Una receta prestada, una alegría compartida

Las galletas napolitanas saben a toda la vida: lo dice Miren (en su fantástico blog, Blogmiren) y lo firman todos en mi casa. Y es que cuando dije que había visto una receta de estas galletas, tuve que soportar durante un par de semanas acoso y derribo: “¡Mami, eres fantástica! ¿Cuándo vas a hacer las galletas napolitanas?”. Esta era la forma más discreta en la que las pidieron estos días.

Y aquí están mis resultados.

Copyright EWPG

 

Probablemente no son como las de Miren ni como las de Nati (Miren nos cuenta que su receta proviene de la de Nati). Pero han gustado por igual. La pregunta de mi suegra cuando las probó con el café fue: “¿Y dónde dices que compras tú estas galletas tan ricas?”.
Pues aquí está el secreto: no hay supermercado que las venda y seguro que tienes ahora mismo todos los ingredientes en la cocina. Y una vez que tengas una hornada hecha, se abre un mundo infinito de posibilidades para preparar postres y dulces a partir de estas galletas. Y aquí tienes algunas sugerencias (no pretendo hacer publicidad comercial de la marca: no lo dudeis, las caseras están mucho mejor): http://www.recetasnapolitanas.es/Mi forma de elaborarlas es ligeramente distinta a la de Nati y Miren. Ellas baten la mantequilla muy blanda con el azúcar y le añaden el huevo. A esta mezcla le añaden los ingredientes secos. En mi propuesta, se añade la mantequilla dura a los ingredientes secos (incluida el azúcar) utilizando un cortador de mantequilla o un tenedor. El objetivo es conseguir que la mantequilla forme pequeños copos envueltos en harina, como un pan rallado muy grueso. De esa manera, al cocer las galletas se producen bolsas de aire al derretirse la mantequilla, dándole una estructura hojaldrada y por tanto mucho más crujiente a las galletas. El huevo se añade al final para amalgamar la masa.

Ingredientes
200 gr. harina común de supermercado
100 gr. de azúcar
2 cucharaditas de canela molida
1 cucharadita de levadura en polvo
100 gr. mantequilla
1 huevo
Método de elaboración
Pesar los ingredientes secos (harina, azúcar, canela, levadura) en un cuenco y mezclarlos bien. Añadir la mantequilla cortada en trozos pequeños. Con un tenedor o un “corta-mantequilla” triturar la mantequilla con la harina hasta que parezca un pan rallado grueso.

 

Una vez lograda una textura fina, se añade el huevo. Se amasa ligeramente y se liga la masa.

Se hace una bola y se envuelve en film transparente. Se deja reposar al menos media hora en la nevera, para que adquiera firmeza la mantequilla.

Extender la masa entre dos hojas de papel de horno. Con ello, evitamos que la masa se pegue a la encimera o al rodillo. Y la limpieza final será rápida y breve. La masa debe quedar muy fina, como de unos 3 milímetros de grosor. Se corta con un cortapastas. Estas galletas quedan especialmente bien con su forma tradicional rectangular, que puede hacerse con un buen cuchillo. En este caso utilicé un cortador rectangular de borde en ondas.
Salen unas 30 galletas, de 15 gramos aproximadamente cada una. Una vez cortadas, y mientras se calienta el horno, deben volver a refrigerarse. Cuanto más fría esté la mantequilla, más crujientes quedarán las galletas al cocerlas. Si se quiere, espolvorearlas con azúcar y canela antes de llevarlas al horno.
Calentar el horno a 180º. Hornear las galletas 12 minutos.
Dejar enfriar sobre una rejilla y guardar en un recipiente hermético para que permanezcan crujientes.

Por cierto, ¿alguien sabe por qué se llaman napolitanas? Aparentemente no tienen nada que ver con Nápoles. Pero hoy me sirven para desear mucha suerte a nuestros conciudadanos europeos italianos.

email

Powered By WordPress Tabs Slides

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


1 × = siete

7 Comentarios a la entrada: "Homenaje a Italia: galletas napolitanas"

  1. las estoy haciendo! mmmm ya las disfruto! ; )

  2. replicante says:

    ¡Guau!

    ¡Qué buenas! En cuanto las ví me las guardé para hacer y lo cumplí el sábado pasado, en versión algo más gruesa 😉

    Quedan muy ricas, han gustado mucho por casa de todos los que las han probado. Y con crema de limón están muy buenas (aunque todo lo está con crema de limón 😉

    Nuestro blog no es tan chulo como el tuyo, pero algo es algo… te djeo el enlace y mil gracias por esta receta tan buena!

    http://traficantesdesabores.blogspot.com.es/2012/04/galletas-sencillas-con-canela-estilo.html

    ¡Un abrazo!

  3. Brétema says:

    Este fin de semana las hago sin falta. Con una buena crema de castañas y chocolate…no sabes lo que voy a disfrutar.
    Un abrazo

  4. Oscar says:

    Uix. Peligro. Estas galletas, antes, cuando las que vendian estaban ricas ricas, no como las que venden ahora (tienen menos canela, creo), no las podia ni comprar, pues eran un vicio. Muy buena pinta. Las haré sin duda alguna.

  5. meloguisomelocomoto says:

    Que buena pinta tienen estas galletas. Así que, ahora que pienso entrar en mi fase "galletil" (he horneado unas este finde), seguro que las hago. Sabes, una cosa buena que tiene la cocina es que, aunque parezca que todo está inventado, siempre podemos aportar nuestro estilo a cada receta. Un beso

  6. Nieves says:

    Auténticas y riquísimas!! Me copio la receta. Gracias!

    Besos.

  7. Te han quedado con un aspecto delicioso!
    Seguro que han volado muy rápido del plato.

    Saludos,
    Raquel


Amasado por :

Mira a tu alrededor. Seguro que ves a a esa persona que es "un pedazo de pan"... Yo estoy rodeada, soy afortunada. Y quiero compartir con todos ellos y vosotros este pedazo mío de pan, su aroma, su sabor, su textura. El buen pan está hecho de tiempo, porque el mejor regalo que podemos ofrecer es tiempo para compartir.

Volver Arriba ↑