Un pedazo de pan


Pan Blog-12

Publicado el 20 julio 2012 | por Un pedazo de pan

5

Inspiración y repetición, dos en uno


No se puede esperar a la inspiración, hay que ir a buscarla.

Jack London (1876-1916)

Panes fáciles de comer, que se dividan en porciones, congelen bien y cuando los necesites estén listos en un pis-pas” … meras sugerencias de la población local de la casa.
Y harta ya de hacer molletes por docenas y docenas, y bollos sevillanos por medias docenas, decidí retomar alguna de las recetas de panes de molde y tunearla. Que experimentando se llega al cielo … gastronómico, al menos.
Hace ya más de un año que publiqué una receta estupenda para un pan de molde con semolina, hecho a partir de un 56% de semolina y un 44% de harina panadera, al 62% de hidratación.
Pues hoy traigo una versión adaptada para hacer este pan con masa madre y una hidratación casi en su totalidad con leche, en lugar de sólo agua. Es difícil comparar resultados, después de tantos meses, pero está claro que la receta se deja tunear bien y, en cualquier caso, ha hecho las delicias de la tropa: sandwiches de pavo, de salmón con pepino y queso crema, de nutella (sí, de nutella)… Ha soportado estoicamente usos y abusos. Nuestros estómagos han saludado el pan con ganas y apenas ha quedado algo que congelar, propósito inicial del retorno al pan de molde.
Y como una no se conforma con hacer las cosas de una en una, pues los tres panes salieron de una atacada: molletes, bollos y pan de molde. Una panorámica de mi encimera con sus tres masas (la de molletes al fondo a la izquierda, la del pan de molde de semolina al fondo a la derecha) y la masa para bollos sevillanos delante de esta: tres texturas muy diferentes con tres hidrataciones diferentes (70% para los molletes, 62% para el pan de molde y tan sólo un 55% para los bollos).
Copyright EWPG
Ingredientes
100 gr. Masa Madre (MM) blanca al 100% hidratación
250 gr. semolina
225 gr. leche
200 gr. harina panadera
10 gr. sal
1 gr. levadura seca
Método de elaboración
En un cuenco mezclar la Masa Madre con la semolina y la leche. Dejar reposar durante un ahora, para que el cereal absorba bien el líquido. Este proceso se denomina autolisis.
Añadir el resto de los ingredientes y amasar a fondo durante 10 minutos. Es una masa consistente, que no se dejará amasar a la francesa (Bertinet) sino para la que podemos utilizar el sistema de amasados y descansos: amasamos 2-3 minutos y descansamos 5 minutos, y repetimos tres veces la secuencia.
Formar en bola con tensión y dejar fermentar 3 horas (a 28-30º) en un cuenco aceitado, que habrá que tapar para evitar que la masa se seque y se forme una costra dura.
Copyright EWPG
Desgasificar la masa sobre la encimera suavemente y enrollar bien apretada formando un rulo. Colocarlo en un molde de pan inglés (con tapa) previamente engrasado. Dejarlo fermentar con la tapa cerrada, durante 45-60 minutos.
Copyright EWPG
Calentar el horno a 190º.
Cuando la masa haya subido hasta casi rozar la tapa, hornear 35 minutos sin vapor. Una vez horneado, sacar inmediatamente del molde y enfriar sobre una rejilla. Dejar asentar 12 horas antes de cortar envuelto en un paño. De esa forma se consigue que el corte sea limpio y no se desmigue en exceso.
Copyright EWPG

email

Powered By WordPress Tabs Slides

Etiquetas: , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


uno × 7 =

5 Comentarios a la entrada: "Inspiración y repetición, dos en uno"

  1. Claro que sí.Saldrá un pan con copete, probablemente y la miga más esponjosa. El molde cerrado mantiene el pan algo más denso.

  2. Anónimo says:

    Yo no tengo mplde cin tapa es lo mismo

  3. Anónimo says:

    Yo no tego molde con tapa, da lo mismo

  4. Brétema says:

    Yo todavía no le he cogido el truco al molde con tapa. O me paso o me quedo corta con la masa.
    Fabuloso pan.
    Un abrazo

  5. Ángeles says:

    Impresionante.Ese molse me trae de cabeza.
    Besos.


Amasado por :

Mira a tu alrededor. Seguro que ves a a esa persona que es "un pedazo de pan"... Yo estoy rodeada, soy afortunada. Y quiero compartir con todos ellos y vosotros este pedazo mío de pan, su aroma, su sabor, su textura. El buen pan está hecho de tiempo, porque el mejor regalo que podemos ofrecer es tiempo para compartir.

Volver Arriba ↑