Un pedazo de pan


Dulces 27-11-10-065

Publicado el 11 diciembre 2010 | por Un pedazo de pan

0

Bizcocho “Lucille Ball”


¿Un bizcocho pelirrojo o chispeante?

Pruébalo y lo sabrás

El otoño nos trae membrillos, mangos, castañas, … y caquis. Quedan pocos días ya de este otoño para disfrutar de esta receta, pero seguro que aún hay alguna oportunidad de degustar este bizcocho de sabor y color tan especial.En el número de otoño 2010 de mi suscripción a la Baking Sheet Newsletter de King Arhur Flour traían un par de recetas para elaborar con caquis: unas magdalenas (muffins, o sea una masa de mezcla rápida y textura muy abierta) y un bizcocho con el nombre de la histórica Lucille Ball: seguro que los que teneis más de 45 ó 50 os acordais, y si no, ¡pinchad en su nombre y la recordareis!

Como no, he hecho algunos ajustes a la receta. Aquí teneis mi versión.

Ingredientes
2 huevos
200 gramos de azúcar
120 ml. de aceite de girasol
1 cucharadita de esencia de vainilla
250 gr. de pulpa de caqui triturada con unas gotas de zumo de limón
la piel rallada de una naranja
250 gramos de harina blanca de trigo
2 cucharaditas de polvos de hornear
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 cucharadita de canela molida
1/4 de cucharadita de nuez moscada molida
1/4 de cucharadita de pimienta de jamaica molida
1/4 de cucharadita de clavo molido
120 ml. de leche

 

Método de elaboración

 

Calentar el horno a 190º.
Batir los huevos con el azúcar sobre un cuenco con agua caliente. Cuando esté blanco y espeso, añadir el aceite en chorro fino sin dejar de batir. Añadir luego la pulpa de caqui, la vainilla y la ralladura de naranja. Batir bien. Tamizar la harina con los leudantes y las especias. Añadir alternativamente: 1/3 de la mezcla de harinas y especias, 1/2 de leche, terminando con el último 1/3 de harina. Mezclar bien sin batir en exceso.
Verter en un molde engrasado o enharinado (tipo bundt o rosca) o en dos moldes de cake pequeños.

 

Cocer en el horno durante 55 minutos a 1 hora. Dejar enfriar unos minutos, antes de delmoldar y dejar enfriar en una rejilla.

Trucos y consejos

  • La versión original llevaba mantequilla en lugar de aceite. En aquellos bizcochos que tienen mucho sabor porque incorporan fruta fresca, especias, mermelada… el sabor de la mantequilla no se aprecia. En invierno, además, la mantequilla hace que el bizcocho esté más seco. El aceite, en cambio, mantiene el bizcocho muy suave y jugoso, sin que el sabor varíe. Si el bizcocho se hace con mantequilla, en primer lugar hay que batir la mantequilla blanda (pero no derretida) con el azúcar y luego añadir los huevos. Si se hace con aceite el orden es inverso: se baten los huevos con el azúcar y luego se añade el aceite.
  • Las especias hacen de este bizcocho una delicia exótica y algo picante. Puede variarse la combinación de especias: probablemente el jenginbre sería un buen añadido.
  • El limón añadido al puré de caqui permite que no se oxide y que mantenga su color naranja brillante.
  • Pueden incorporarse nueces picadas, pasas y dátiles: la versión original así lo hacía, añadiendo unos 300 gramos en total como máximo para esta cantidad de masa. Yo utilicé dos moldes de cake pequeños, por lo que hice la mitad de la masa sin añadidos y la otra mitad con 150 gramos de nueces, pasas y dátiles picados. La diferencia fue que el bizcocho con la fruta subió mucho menos, lo que es lógico.
  • Si sobra puré de caquis, se puede congelar. Cuando vayas a hacer un bizcocho simplemente déjalo descongelarse a temperatura ambiente.
  • Puede adornarse el bizcocho con un glaseado hecho con 3 cucharadas del zumo de la naranja cuya piel habremos utilizado y 125 gramos de azúcar glas.
  • Para moldes tipo cake, es muy útil forrarlos con papel de horno, en lugar de engrasar y enharinar el molde. Dejando el papel más alto por los cuatro lados, sirve luego para envolver el bizcocho. Con un bonito lazo es un regalo perfecto ( mi segundo bizcocho, el que contenía frutas, viajó a casa de unos tíos de mi marido que habían venido a re-conocer nuestra casa tras un año de obras). Nos han dicho que estaba aún mejor que el bizcocho sin frutas que comimos en casa para merendar.
Aproximadamente 300 calorías/100 gramos
Sin frutos secos ni glaseado

email

Powered By WordPress Tabs Slides

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


tres × 4 =


Amasado por :

Mira a tu alrededor. Seguro que ves a a esa persona que es "un pedazo de pan"... Yo estoy rodeada, soy afortunada. Y quiero compartir con todos ellos y vosotros este pedazo mío de pan, su aroma, su sabor, su textura. El buen pan está hecho de tiempo, porque el mejor regalo que podemos ofrecer es tiempo para compartir.

Volver Arriba ↑