Un pedazo de pan


Dulces un-regalo

Publicado el 14 julio 2011 | por Un pedazo de pan

14

Bizcocho viajero, bizcocho agradecido


Es muy común recordar que alguien nos debe agradecimiento,

pero es más común no pensar a quienes le debemos nuestra propia gratitud

Johann Wolfgang Goethe

MMF es un pedazo de pan: una de esas personas por las que me animé a crear este blog. La vida nos ofrece muchas oportunidades para dar las gracias y esta es una de ellas. Gracias a MMF porque me escribió un correo un día y de ahí vinieron kilos y kilos de harinas -quien tuviera más cerca esas harinas Allinson y Hovis-. Pero esa es la parte anecdótica. Lo importante es que he conocido a una persona -y una familia- especial y entrañable, maravillosa. Y este es mi pequeño homenaje a su sonrisa.

Este bizcocho le acompañó en su viaje de regreso: era pequeño y no compensaba los kilómetros que hizo y las harinas que me trajo. Pero es mi forma de agradecer su dulzura.

 

Copyright MMF
Las fotos las hizo MMF cuando abrió el bizcocho en su casa. Le agradezco mucho que me las haya enviado para poder “iluminar” esta receta.El bizcocho original es irlandés: “Irish Mamalade Cake“. El libro del que tomé la receta fue un maravilloso regalo de otro pedazo de pan, nuestro amigo Chris, un americano afincado en Europa que me lo trajo de su excursión irlandesa, como “recompensa” de los thanks giving cenados en nuestro apartamento en sus primeros años en Sevilla. Se llama Irish Baking Book y es una pequeña joya con recetas variadas: scones, cakes, pies (dulces y salados) y todo lo que se pueda imaginar que acaba en el horno o en la parrilla (scones cocidos sobre griddle también es baking, je, je).

 

Como siempre, he “apañado” la receta. El original era “pur beurre“, que dirían nuestros amigos franceses. En este caso, yo lo hago con aceite de girasol: el bizcocho se mantiene muy húmedo y tierno. El aceite de girasol no tiene prácticamente sabor, por lo que brilla el sabor de la naranja amarga. Eso sí, hecho con mermelada casera es SUBLIME. En este caso, otro pedazo de pan –J.A.I.L.– trajo la mermelada de naranja amarga casera a nuestra primera reunión de Al-P-Andalus.

 

Ingredientes
125 gr. azúcar
2 gr. sal
2 huevos
125 ml. aceite de girasol
125 gr. mermelada de naranja amarga
225 gr. harina de repostería
1 cucharadita de levadura en polvo
1/2 cucharadita de bicarbonato sódico
30-50 gr. leche (según que la mermelada sea menos o más densa)

Método de elaboración

Calentar el horno a 180º.
Pesar en un cuenco el azúcar y la sal. Añadir los huevos. Batir muy bien hasta que blanqueen los huevos con el azúcar. Debe batirse al menos cinco minutos para que adquieran volumen y consistencia lo más firme posible. Suelo colocar el cuenco sobre otro en el que habré vertido agua caliente, como un baño maría. Ello ayuda a que el azúcar se deshaga fácilmente y a que los huevos -que utilizo directamente de la nevera- adquieran la temperatura ambiente rápidamente. Así crecen más, mejor y más rápido.
Añadir lentamente el aceite en chorro fino mientras se sigue batiendo. Quedará como una mayonesa espesa y esponjosa. Añadir la mermelada y volver a batir para mezclarla bien.
Tamizar juntas la harina, levadura y bicarbonato. Añadir la mitad a la masa líquida, batiendo suavemente.  Añadir la leche y mezclar bien. Añadir la harina restante.Mezclar bien con una espátula.
Engrasar y enharinar un molde de cake pequeño (el bizcocho pesará algo menos de 750 gr.) o forrarlo con papel de hornear.
Verter la mezcla en el molde .  Meter en el horno 50-60 minutos o hasta que esté cocido. Basta hacer la prueba de la aguja: si al pinchar sale limpia, es que está ya cocido. Dejar reposar 5 minutos. Dar la vuelta sobre una tapa e invertir sobre una rejilla

 

Y a disfrutar…
si es posible acompañad@ de un(a) buen(a) amig@ y una sonrisa

 

Copyright MMF

email

Powered By WordPress Tabs Slides

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


7 − = dos

14 Comentarios a la entrada: "Bizcocho viajero, bizcocho agradecido"

  1. Pues la verdad es que con espelta puede salir espectacular. SI la haces con harina integral igual debas añadir un par de cucharadas de leche, si ves que queda la masa muy densa.
    Un truco para "rebajar" la fuerza de la harina para bizcochos y galletas es sustituir una o dos cucharadas de harina por maicena o harina de arroz.

  2. Ana Lopez says:

    Bendito azar el que me ha llevado a esta página. Me ha salido espectacular. Te bendigo por ello. Gracias guapa. Mi única pega es que utilizo mayoría de ingredientes naturales y la "harina de reposteria" la compre en un súper. Me gustaría utilizar harina mejor, pero en los productos biológicos no pone que la harina sea de reposteria , solo si es integral o de trigo o centeno o espelta. ¿Alguna sugerencia para la harina? Un saludo

  3. Me queda una duda, en los ingredientes no encuentro la leche. ¿que cantidad lleva?. Las explicaciones, como siempre, prácticas y trasladadas con muchísimo cariño. Gracias Eulalia

  4. Me queda una duda, en los ingredientes no encuentro la leche. ¿Que cantidad lleva? Gracias por tu atención.

  5. Susana says:

    Circe, muchas gracias por responderme tan pronto, tomo nota, un saludo.

  6. Bienvenida, Susana. Un placer tenerte aquí.

    Pues yo los horneo con calor arriba y abajo a unos 180º. Mi horno es muy fiel en las temperaturas y bastante homogéneo de distribución del calor.

    Cuanto mayor es el bizcocho, menor la temperatura. Me explico: si haces una receta de bizcocho y la colocas en moldes de magdalenas debes hornearlas a 200º. Si lo haces en moldes de bizcocho pequeño 190º y si es un molde típico de bizcocho (una rosca de 24 cms. por ejemplo) pues a 180º.

    Lo importante es no abrir la puerta hasta que el bizcocho ha cuajado (unos dos tercios del tiempo total) para que no se baje.

  7. Susana says:

    Recién acabo de descubrir tu blog y me encanta!!! me gusta hacer pan en casa y me gusta la repostería así que aquí he encontrado un filón!! Muchas gracias por compartir tus recetas, tus consejos y tus "experimentos".

    Ya puestos, me gustaría si es posible, que me dijeras como horneas los bizcochos para que te de mejores resultados. Es que unos dicen con aire, otros sin él, otros con calor arriba y abajo….esto es un lío ¿no? Gracias de antemano y enhorabuena por tu blog. Me hago seguidora para no perderme nada…Saludos!

  8. Paula says:

    desde luego tiene un color moreno de lo más atractivo, se me antoja perfecto para el desayuno de mañana domingo 😉

    Salu2, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.blogspot.com

  9. preciosa entrada y mejor receta¡¡ que seria de nosotros sin toda esa buena gente que vamos encontrando en el camino¡¡ un saludo desde Barcelona

  10. Gracias Tefan. Visitarnos, leernos y participar es la razón de ser de la comunicación virtual. Y muchas veces nos termina llevando a encuentros insospechados y gente maravillosa, tan cercana y tan lejana, según se mide en aficiones o en kilómetros.

  11. Tefan says:

    Adorable receta, adorable la manera de agradecer a un trozo de pan la harina aportada. Felicidades por tu blog, aquí me verás de vez en cuando para disfrutar de algún que otro bizcocho virtual.
    Sds, Tefan

  12. MMF says:

    Me has dejado sin palabras y con dos grandes lagrimones que corren por mis mejillas.

    Gracias a ti por esas preciosas palabras, pero soy yo quien tiene que agradecer haber conocido a una persona encantadora y maravillosa. No me importaría hacer cientos de Km a diario sabiendo que en mi camino voy a encontrar personas como tú.

    Gracias por concederme tu amistad. No cambies nunca.

    Sin duda alguna, este es el mejor bizcocho que me he comido en mi vida. Por su sabor inmejorable y por estar lleno de cariño.

    Un gran beso.

  13. Brétema says:

    Qué bonita la entrada! Yo de Irlanda no me traje ningún libro de cocina, ahora es mi excusa perfecta para poder decir que tengo que volver.
    Fabuloso bizcocho.
    Un abrazo

  14. Núria says:

    Me ha encantado la entrada y el cake lo haré seguro…
    besos


Amasado por :

Mira a tu alrededor. Seguro que ves a a esa persona que es "un pedazo de pan"... Yo estoy rodeada, soy afortunada. Y quiero compartir con todos ellos y vosotros este pedazo mío de pan, su aroma, su sabor, su textura. El buen pan está hecho de tiempo, porque el mejor regalo que podemos ofrecer es tiempo para compartir.

Volver Arriba ↑