Un pedazo de pan


Masas enriquecidas P1010208

Publicado el 28 abril 2012 | por Un pedazo de pan

6

Caracolas


Pero no suenan a mar: saben a campo

En estos días de feria en Sevilla, con horarios de vida surrealistas, la gente entra y sale de las casas para reponer fuerzas y poco más. Por eso, he pensado en esta variación de una receta que ya he publicado que creo que será perfecta para la ocasión. Después de unas horas en la calle, querrás llegar a cada, coger uno de estos bollos, meterlo unos segundos en el micro y tomártelo como si estuviera recién hecho: una caracola y un tazón de caldo con hierba buena… y vuelta a la feria.
Copyright EWPG
Aunque lo parezcan, no son bollos de canela en esta ocasión. Es una variación para los que prefieren las meriendas saladas. La inspiración de la receta está en los famosos cinnamon rolls, aunque he eliminado el huevo de la masa, para que el resultado fuera más similar a un pan tierno que a un bollito de leche. Y el relleno: jamón york y gorgonzola. Y la casa está invadida por un olor… como siempre se ha dicho: ¡Huele que alimenta!

La próxima vez que los prepare, seguiré el consejo de Pumuki e intentaré hacer la receta con un water roux o TangzHong. La primera vez que leí sobre esta preparación fue en el blog de Hilmar (Mis recetas favoritas). En El foro del pan también encontramos ya un hilo sobre el tema. Sólo me queda ponerme a experimentar. Por ahora os dejo con esta adaptación de la receta de caracolas.

 

Para evitar que, al fermentar el pan, las lonchas de jamón york actúen de freno o pared, he picado el jamón muy finito. El queso lo he troceado y repartido aleatoriamente: unas caracolas han salido más queseras que otras, claro.
Ingredientes
100 gr. masa madre
250 gr. harina de fuerza Hovis
200 gr. harina corriente de supermercado
50 gr. azúcar
300 ml. leche
2 gr. levadura seca
8 gr. sal
50 gr. mantequilla
Relleno
25 gr. mantequilla derretida
75 gr. jamón yok triturado
75 gr. queso gorgonzola en pedacitos
Método de elaboración
En un cuenco pesar la masa madre, y las harinas. Añadir el azúcar, la levadura seca y mezclar bien añadiendo toda la leche.
Amasar hasta lograr una textura muy elástica: cuanto mejor se desarrolle el gluten más esponjosos resultarán las caracolas. Añadir la sal sobre la masa, plegarla sobre sí misma envolviendo la sal y dejar reposar 5 minutos. Amasar cinco minutos más hasta la completa distribución de la sal en la masa.
Añadir la mantequilla cortada en pedacitos. Amasar hasta que se integre plenamente toda la mantequilla en la masa.
Formar en una bola con tensión y colocar en un cuenco aceitado. Tapar bien y dejar fermentar 6-8 horas a temperatura ambiente o toda la noche en la nevera (en ese caso y antes de tapar el cuenco puede recubrirse la masa con film transparente para evitar que se forme costra).
Copyright EWPG

 

Sacar de la nevera y, sin atemperar y aprovechando que la masa está fría, extender con rodillo formando un rectángulo de 36x 30 cms sobre una superficie bien enharinada o sobre papel de hornear engrasado.

 

 

El proceso de formado de los bollos es igual al de los bollos de canela, salvo que sustituimos el azúcar con canela por jamón york picado y queso gorgonzola.
Pincelar el rectángulo con la mantequilla derretida. Espolvorear el jamón picado y el gorgonzola de forma que se cubra toda la superficie del rectángulo excepto el centímetro superior (que servirá para sellar el rollo).

Enrollar por el extremo largo, dejando la masa suelta, sin apretar en exceso.

Copyright EWPG

Cortar con un hilo dental en 12 prociones de 3 cms. de grueso. Colocar las 12 espirales en un molde rectangular forrado de papel de hornear.

Copyright EWPG

 

Dejar fermentar 2-3 horas fuera de la nevera o hasta 8 horas en la nevera.
Calentar el horno a 180º. Hornear durante 25-30 minutos, sin vapor, hasta que tengan un buen color dorado.

Se pueden -casi se deben- servir tibios con el queso derretido y tierno.

Copyright EWPG

 

email

Powered By WordPress Tabs Slides

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


5 + nueve =

6 Comentarios a la entrada: "Caracolas"

  1. Si congelas las caracolas, creo que es más práctico que lo hagas con la masa prácticamente fermentada, para que luego sólo tengas que sacarlos, darles una hora de atemperamiento (casi mientras se calienta el horno) y al horno.

    Si los vas a congelar sin la segunda fermentación hecha, recuerda añadir un poco más de la levadura que pone en la receta, porque algunas de ellas mueren en el proceso de congelación (no todas) y baja la actividad fermentativa de la masa en su conjunto.

  2. nury T says:

    Hola se pueden congelar ya formados antes de la fermentación o los dejo fermentar y luego al congelador?

  3. El aspecto que tenian al salir del horno, dislumbraba un gran exito. Estas caracolas huelen y saben a gloria. Yo pondre mas jamon en las proximas. Las mias estuvieron en proceso de amasado, integrando los diferentes ingredientes, unas 3 horas, con reposo antes de estar en la nevera por 15 horas. Luego 3 horas en el exterior y al horno. Enhoabuena, buenisimas.

  4. Brétema says:

    Yo he hecho tu receta de los bollos dulces pero en versión integral. Así con el queso y el jamón tienen que estar irresistibles.
    Un abrazo

  5. ro says:

    ¡Qué buenos!


Amasado por :

Mira a tu alrededor. Seguro que ves a a esa persona que es "un pedazo de pan"... Yo estoy rodeada, soy afortunada. Y quiero compartir con todos ellos y vosotros este pedazo mío de pan, su aroma, su sabor, su textura. El buen pan está hecho de tiempo, porque el mejor regalo que podemos ofrecer es tiempo para compartir.

Volver Arriba ↑