Un pedazo de pan


Dulces Blog-112

Publicado el 8 diciembre 2013 | por Un pedazo de pan

7

Preparando una Navidad Solidaria


¡Y siempre compartida!

He descubierto el proyecto de Recetas solidarias para Navidad gracias a Las recetas de Triana: conocí a José Manuel en la inauguración de El Tabanco de Sevilla, a la que nos invitaron a algunos blogueros de la ciudad que publicamos sobre comida, panes y otras delicias compartidas. Y claro, no he dejado de seguirle en Facebook. Así he llegado a esta maravillosa idea. Se trata de inundar la red de recetas sencillas y económicas a la par que festivas para que la Navidad lo sea para todos y nuestro consumo sea responsable.

Le he dedicado muchos días a pensar cuál podía ser mi contribución. José Manuel seguro que está esperando una receta de panes… Pero aunque se pueden hacer cosas maravillosas con poco gasto (muy poco gasto realmente), a mucha gente le asusta lo de meter manos en harinas, amasar, fermentar… Pensé que mi contribución, ligada a las masas de harina, debía ser algo tan sencillo, económico y rápido, que hasta una niña de 12 o 13 años como mis hijas pudiera prepararlo. Quería presentar una receta simple, que admitiera muchísimas variaciones y sabores con muy, muy poco dispendio y trabajo.
Este es un plato que yo vengo haciendo hace ya varias navidades en casa: son unas mini-quiches que preparamos con masa de empanadillas, las clásicas y típicas de La Cocinera. Con un paquete preparamos 16 piezas de servicio individual, que pueden comerse con los dedos, sin necesidad de cubiertos, por lo que pueden presentarse como parte de un buffet. También pueden disponerse en la mesa como aperitivo o incluso como primer plato si se sirven dos piezas de distinto sabor y color, con algo de ensalada.
La masa de empanadilla nos servirá como tartaleta, en la que servir este pequeño quiche. Para darle forma las colocamos en una bandeja de hacer magdalenas, y si no tenemos, directamente en moldes de magdalena desechables de papel de toda la vida. Una vez preparada la tartaleta y en crudo, añadimos el relleno. Y con huevos, nata y queso rallado elaboramos la mini-quiche: esta vez las hemos preparado con espinacas, pero podemos hacer una mezcla de morcilla, trocitos de pera y piñones; sobreasada con roquefort, gambas y trocitos de pescado, calabaza y gorgonzola, … Toda la imaginación es poca. O simplemente podemos aprovechar los restos de un guiso, desmenuzando bien la carne o el pescado.
La misma masa podemos rellenarla con fruta dulce y natillas, mermelada y huevo batido con vainilla, masa de bizcocho… y hacer unos preciosos postres en miniatura, también en porciones individuales. En realidad, más que un plato mi contribución es una idea y una técnica para preparar delicias individuales, con las tartaletas más baratas del mercado: las que podemos hacer con la masa de empanadilla.
Y es que las recetas para esta iniciativa deben cumplir dos principios básicos:
  • Ser muy económica y con ingredientes asequibles a todos los hogares.
  • Tener una presentación festiva, bonita y llamativa, digna de una mesa de navidad.
Espero haber cumplido con ambos requisitos… y antes de chuparnos los dedos, comencemos por lavarnos las manos y ponernos manos a la obra.
Ingredientes
Un paquete de masa de empanadillas pequeñas (16 unidades)
2 bricks de nata de cocina de 200 gr. (18-22% materia grasa)
3-4 huevos (según tamaño)
1 paquete de queso rallado tipo parmesano
sal, nuez moscada y pimienta al gusto
Relleno
A elección
Espinacas rehogadas (con o sin gambas, con o sin pasas)
Morcilla con pera
Calabaza y gorgonzola
Resto de un guiso de carne o pescado
Y si se quieren dulces: fruta troceada, pasas, orejones, y otras frutas puestas en remojo con algo de licor, trocitos de chocolate, mermelada… cualquier delicia sirve.
Método de elaboración
Calentar el horno a 200º.
Pincelamos con aceite el molde de magdalenas. Así logramos que la tartaleta quede dorada y crujiente en el horno. Además, se desmoldará muy fácilmente.
Colocamos cada oblea con cuidado de no romperla, haciendo los pliegues necesarios para que ajuste en cada pocillo.  Resulta muy útil antes de meterlo en el hueco doblar ligeramente la oblea en cruz. Ajustar a la forma del hueco sin romper la masa, con mucha suavidad.

 

 En una jarra, batir la nata, los huevos, la mitad del queso parmesano (reservando la otra mitad para espolvorear por encima de las tartaletas antes de hornear) y la sal, nuez moscada y pimienta al gusto. Si se hacen para postre con mermelada o relleno dulce, se sustituye el queso por azúcar (al gusto) y vainilla o canela.
Una vez colocadas las obleas podemos optar por prepararlas de dos maneras:
  • Colocar un montoncito de relleno en cada hueco, y cubrir con la mezcla de nata y huevos hasta llenar dos tercios de la tartaleta (no más, porque en el horno crece como un soufflé y si se rebosa, son difíciles de despegar del molde).
  • Mezclar el relleno con la nata y los huevos batidos y servir a cucharadas en las tartaletas.
La diferencia es que en el primer caso que el relleno al fondo con una cuajada de huevo queso y nata encima y en el segundo queda la tartaleta homogénea. De las dos maneras quedan bonitos y deliciosos, es cuestión de gustos.

 

Espolvoreamos con el resto del queso rallado por encima.
Hornear 15-20 minutos a 200º. Pasados 10 minutos hay que estar pendientes del color: el queso debe dorarse, pero lo más importante es que veamos los bordes de la tartaleta bien dorados, para que no quede la masa cruda. SI se tuestan rápido por encima pero la tartaleta no se ve dorada, bajar la temperatura del horno a 180º y dejar unos minutos más.

Desmoldar con cuidado. Si notamos resistencia, pasar un cuchillo por el borde del molde para despegar la tartaleta. Pasar a una rejilla para enfriar.

Servir en una fuente o en platos individuales. Si se quiere, se preparan con distintos rellenos para ofrecer variedad de quiches en una misma fuente o plato.

Y si preparas esta receta en casa estas fiestas, y puedes, dona la diferencia económica de lo que te habrías gastado en otro plato más “lujoso” para que el mayor número posible de familias disfruten de una Navidad Feliz. En nuestro caso, la donación es para el Banco de Alimentos de Sevilla.

email

Powered By WordPress Tabs Slides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

7 Comentarios a la entrada: "Preparando una Navidad Solidaria"

  1. ¡Feliz cumple, Pan y Quesillo! Hay tantas maneras de hacer platos especiales con ingredientes simples…. en nuestra casa, en nochebuena cenamos crepes rellenas de pescado y colas de langostinos, gratinados con bechamel… una delicia sencilla y económica comparada con otras tantas cosas.

  2. paniquesillo says:

    Ayer fue mi cumple, y preparé estas tartaletas con espinacas y piñones. Es verdad que no hace falta mucha parafernalia para disfrutar … Qué ricas y qué resultonas!
    PyQ

  3. Ana Gómez says:

    Me quedo por aqui, disfrutando de tus recetas.

  4. Maribel says:

    Generoso gesto. La receta es maravillosa y como dices creativa sin límite. Me has hecho recapacitar en eso de donar la diferencia del dinero que no gastes. Aunque ya colaboro, esa manera de hacerlo me hace pensar que siempre se puede un "poco más" . Gracias, besos.

  5. Me encanta la iniciativa. Las tartaletas tienen una pinta estupenda y son muy sencillas, seguro que no faltan en mi mesa estas fiestas. Muchas gracias y saludos

  6. Me encanta la iniciativa y las tartaletas tienen una pinta estupenda y son muy sencillas. Seguro que no van a faltar en mi mesa estas fiestas. Muchas gracias y saludos.

  7. Muchas gracias por contribuir en la iniciativa de #RecetasSolidariasParaNavidad, me encanta tu idea!


Amasado por :

Mira a tu alrededor. Seguro que ves a a esa persona que es "un pedazo de pan"... Yo estoy rodeada, soy afortunada. Y quiero compartir con todos ellos y vosotros este pedazo mío de pan, su aroma, su sabor, su textura. El buen pan está hecho de tiempo, porque el mejor regalo que podemos ofrecer es tiempo para compartir.

Volver Arriba ↑