Un pedazo de pan


Pan 20040101_41

Publicado el 30 octubre 2011 | por Un pedazo de pan

10

Y ahora sí, pan de molde y tostas: todo en uno

Esta es la receta definitiva. Un pan de molde tierno de verdad, con la miga bien cerrada para aguantar todo tipo de rellenos.

Copyright EWPG

 

Y además, si lo dejas envejecer, perfecto para unas tostas. Por eso de la receta, saqué dos panes: uno grande (unos 650 gr.) hecho con bolas de pan colocadas en un molde; otro pequeño (225 gr.), hecho en el molde especial para tostas.
Copyright EWPG

Y un perfil, que también salen favorecidos. Podeis comprobar que el pan pequeño es mucho más claro. Es obvio que estuvo menos tiempo en el horno.
Copyright EWPG
Pero además, el molde pequeño es de aluminio claro. El molde del pan mayor es de los que está recubierto de teflon antiadherente (lo era cuando estaba nuevo), de color negro. Y por eso, el pan, necesariamente, se tuesta mucho más. Si quereis panes y bizcochos de acabado claro, es mejor utilizar moldes de aluminio sin recubrimiento. Si os gustan tostaditos, un molde oscuro hace parte del trabajo para lograr un buen tostado de la superficie. Por eso, si horneais un bizcocho de chocolate, se recomienda siempre un molde claro de alumnio, pues el chocolate amarga en cuanto se tuesta de más.

 

Ingredientes
250 gr. harina de fuerza El Amasadero
250 gr. harina de supermercado
25 gr. azúcar
6 gr. sal
1 huevo (unos 60 gr.)
Leche hasta completar con el huevo 350 gr.
3 gr. levadura fresca
50 gr. mantequilla

Método de elaboración

Mezclar en un cuenco las harinas, el azúcar, la sal, el huevo, la leche y la levadura fresca. Amasar durante 1o minutos hasta tener una masa bien elástica. Dejarla reposar media hora para que la levadura empiece a desarrollarse y el gluten se relaje y se refuerce a la par.
Al cabo de media hora, aplanar en rectángulo la masa y extender la mantequilla cortada en láminas en la mitad del rectángulo. Doblar la otra mitad sobre la mantequilla para “envolverla”. Comenzar a amasar suavemente, procurando que no se salga la mantequilla. Se tarda unos cinco minutos de amasado para que la mantequilla se derrita y se incorpore de forma progresiva en la masa.
Dejar reposar tres horas por lo menos, hasta que la masa resulte esponjosa e hinchada a la vista y al tacto.
Desgasificar suavemente, amasando durante un minuto. Dividir en dos masas: una de 700 gr., que terminará siendo un pan de unos 650 gr.; la menor debe tener unos 235 gr., y tras su cocción se quedará en 225 (en molde cerrado, que pierde muy poca agua).
Extender cada masa en un rectángulo, que enrollaremos apretando bien la masa. Dejamos reposar el rollo resultante 15 minutos.
Volvemos a formar un rectángulo y a enrollar la masa de igual manera. Al terminar, sellar bien los extremos.
El rollo más pequeño, hecho con 235 gr. de masa, lo colocamos en elmolde pequeño, previamente engrasado y lo tapamos con su propia tapa.
Calentamos el horno a 190º.
El rollo mayor lo colocamos en un molde de 26 cms. engrasado. Si se prefiere, se forman cinco o seis bolas de masa y se colocan una junto a otro, o en forma de cremallera.
Se dejan fermentar: el molde pequeño hasta que la masa esté cerca de la tapa. En el caso del pan del molde mayor, debemos esperar a que la masa haya crecido por encima del borde del molde. En los panes de molde es muy importante que la masa se desarrolle mucho antes de ir al horno. Con ello se evitan las greñas que afeen la apariencia final, de manera que quede una superfice lisa, abombada y brillante como corteza.
Antes de llevar al horno el pan, en el caso del que hacemos en un molde abierto, pincelar con huevo batido o con leche. Con elo se consigue un resultado más brillante para la corteza y que se mantenga tierna y flexible. Ello ayuda también a evitar el greñado -aunque no pdorá evitarlo si el pan está insuficientemente fermentado. En la siguiente foto se puede ver que el pan hecho con bolas fue al horno antes de estar completamente fermentado. Afortunadamente, las uniones de las bolas permiten una expansión a la masa sin que el resultado quede feo. Si el pan hubiera sido hecho con un rollo único, debería haber esperado al menos 20 minutos más antes de ir al horno.

 

Copyright EWPG

 

Hornear durante 35 minutos el pan grande. El pan pequeño estará hecho en 20 minutos, salvo que lo queramos más tostado, para lo cual basta sacarlo del molde y dejarlo unos cinco minutos más en el horno, desmoldado.
Una vez fuera del horno, desmoldados, se dejan enfriar en una rejilla, recubiertos por un trapo de algodón para que no pierdan excesiva humedad y no se endurezcan las cortezas.

En el caso del pequeño pan de molde, dejar “asentar” durante dos días, bien Rebanar muy fino.

 

Para congelar, basta separar cada tosta con un trozo de papel de hornear. De esta manera, estando congeladas se separarán fácilmente y podremos sacar sólo las que vayamos a utilizar.

email

Powered By WordPress Tabs Slides

Etiquetas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


ocho + 4 =

10 Comentarios a la entrada: "Y ahora sí, pan de molde y tostas: todo en uno"

  1. La verdad es que SÍ que hay diferencia. La calidad de las harinas de El Amasadero es única, para mí. Son magníficas. Ahora bien, yo sólo uso harina de fuerza en las masas que llevan azúcar y grasas: pan de molde, pan tipo brioce, roscón de Reyes, panettone o masas que van a estar mucho tiempo en la nevera para alargar la vida "útil" de la harina y que el gruten no se desnaturalice con el paso de las horas.

    Como puedes ver, esta receta sólo lleva un 50% de harina de fuerza y otro 50% de harina corriente para todo uso. Y el resultado es estupendo.

  2. Hola, felicidades por el truco para separar el pan. Todos te lo dicen y yo no voy a ser menos.

    Quisiera preguntarte, aunque no tenga que ver directamente con esta entrada, por la harina de fuerza de ElAmasadero. ¿La recomiendas? En comparación con la del Mercadona, que veo que también la usas, ¿qué diferencias ves entre ambas?
    Estoy pensando comprarles harina, pero no se hasta qué punto merece la pena, ya que por ahora la del Mercadona me va bien para todo tipo de panes, o al menos eso creo (ya que no puedo comparar con otra).

  3. Nieves says:

    Hola Circe, me alegro mucho que el bizcocho de naranja haya gustado tanto, a mi es de los que más me gustan por el sabor intenso a naranja.

    Yo me voy a apuntar esta receta que veo que tiene un éxito absoluto, porque desde hace mucho quiero hacer pan de molde.

    Besos.
    Nieves.

  4. Encarna says:

    le puse una semillas y siguiendo tus indicaciones,conseguí que mi hermana me dijera que es el mejor pan que ha comido en su vida (es a parte de todo muy agradecida) y yo también así que gracias por compartir tu receta

  5. Salome says:

    Lo de separar las rebanadas con papel me encanta… yo las envolvía de dos en dos y me pasaba una hora haciendo paquetitos… Besos

  6. Roser says:

    Me parece genial la idea de separar las tostas con papel de hornear.
    Preciosos panes

  7. Brétema says:

    No dejas de sorprenderme con cada entrada. Tengo tantas recetas tuyas en "pendientes" que no sé cuándo podré hacerlas todas.
    Estoy fascinada con la miga del pan.
    Un abrazo

  8. Miriam says:

    Me ha encantado lo de las tostas, oyes…

  9. meloguisomelocomoto says:

    Un señor pan! Me ha hecho gracia la coincidencia, estoy a punto de publicar una receta muy parecida. Por cierto, cómo le haces para partirlo tan bien. Besos

  10. Núria says:

    Circe gracias por la entrada…lo de los moldes lo ignoraba, en casa se que gustará mucho el molde claro…a ver si logro hacerlo…besos


Amasado por :

Mira a tu alrededor. Seguro que ves a a esa persona que es "un pedazo de pan"... Yo estoy rodeada, soy afortunada. Y quiero compartir con todos ellos y vosotros este pedazo mío de pan, su aroma, su sabor, su textura. El buen pan está hecho de tiempo, porque el mejor regalo que podemos ofrecer es tiempo para compartir.

Volver Arriba ↑