Un pedazo de pan


Masas enriquecidas Blog-116

Publicado el 10 enero 2013 | por Un pedazo de pan

14

Sencillo y delicioso


“El que recibe a sus amigos y no presta ningún cuidado personal a la comida que ha sido preparada,

no merece tener amigos” 

Anthelme Brillat-Savarin

Muy a menudo los invitados durante las fiestas navideñas son recurrentes: son fiestas familiares y, afortunadamente, no cambiamos de familia fácilmente. Por eso, ando siempre a la búsqueda de nuevos entremeses que ofrecer, para que la mesa que recibe y acoge a los comensales tenga siempre algo atractivo y novedoso para sus paladares.
Esta receta aparece sin embargo cada año en alguno de los almuerzos o cenas festivos de nuestro hogar: es sencilla, económica, rápida y permite dejar volar la imaginación para el acabado. Y siempre tiene éxito.
Un queso camembert, un buen hojaldre y una compota o mermelada al gusto, como por ejemplo un buen dulce de membrillo casero: con ello y un baño de huevo conseguimos una pequeña joya gastronómica que permite ofrecer ocho pequeñas porciones de “queso con membrillo en camisa de hojaldre”.
Con los recortes del hojaldre y algún relleno sabroso (espinaca y gorgonzola, morcilla y gambas…) podemos hacer pequeños raviolis hojaldrados para hornear como aperitivo en otra ocasión.
En ambos casos, uno de los secretos que pone siempre la sonrisa en mi rostro es que congelan estupendamente. En este caso, entre la preparación de los quesos en hojaldre (hicimos tres de una vez) y el horneado pasó mes y medio exacto. Con ello podemos adelantar trabajo para que, al llegar, las fiestas tengamos algunos aperitivos listos para descongelar y hornear un rato antes de la comida festiva.
De hecho y para que la manipulación sea rápida y el hojaldre no se ponga blando al derretirse la grasa que lleva, suelo congelar los quesos camembert con la cobertura dulce antes de forrarlos de hojaldre. El queso frío mantiene el hojaldre frío mientras decoramos la pieza, que es la fase más entretenida.
Ingredientes
Hojaldre
Dulce de membrillo (sirve otra fruta)
Método de elaboración

Cubrimos la parte superior de cada queso camembert con dulce de membrillo.

Copyright EWPG

Tapamos con film transparente, envolvemos de nuevo en su papel original y lo congelamos.

Copyright EWPG

 

Una vez congelados los quesos, los sacamos del congelador. Cortamos un círculo de hojaldre ligeramente mayor que el queso. Colocamos sobre él el queso cubierto de dulce.
Cortamos un segundo círculo del mismo tamaño y cubrimos el queso. Si no es suficientemente grande, para cerrar el hojaldre, cortamos una tira recta algo más larga que la circunferencia del queso. La utilizamos como cinturón. Mojándo ligeramente el hojaldre que queda debajo para que el superior se adhiera, lo sellamos utilizando las púas de un tenedor de postre.
Sólo queda decorar el queso. Pueden utilizarse motivos de todo tipo. En este caso, y para la Navidad, utilizamos motivos basados en imágenes de copos de nieve.
Copyright EWPG

 

Copyright EWPG

 

Copyright EWPG
Envolver muy bien en film transparente para congelar.
Cuando se vayan a hornear, sacar con antelación del congelador para que se descongelen completamente. Pincelar con huevo batido.
Hornear 15 minutos a 250º. Bajar la temperatura a 210º y hornear hasta que el hojaldre esté bien crujiente y laminado. Algunos quesos se abren ligeramente por el vapor que desprende la mermelada o el dulce de membrillo si tiene mucha humedad. El secreto para un buen resultado es hornear el hojaldre a temperatura muy alta al principio, reduciendo luego y prolongando el horneado hasta que estén bien cocidas y horneadas todas las capas del mismo, evitando que se quemen.
Copyright EWPG

 

Copyright EWPG

 

Copyright EWPG
Para otras fiestas, nuestros quesos en hojaldre han tenido este aspecto.
Copyright EWPG

 

Copyright EWPG

Y tras más de 100 visitas una lectora muy cariñosa, y muy especial para mí, me ha escrito esto:

“Como siempre, tu blog me entretiene! Quitando la variedad de panes y dulces que haces, casi todo me suena de algo de mi largo pasado.

 

Comento tu camembert en croute (también se puede usar brie); mi hermana lo hace como en esta receta que sigue, usando hojaldre corriente y no lo que llaman crescent rolls. Yo también lo hago así, pero sin relleno, y no me preocupa si el fondo no quede totalmente cubierto de hojaldre; si acaso parchear un poco. 
En vez de poner el dulce (o salado o lo que sea) en el centro del queso, lo sirvo aparte y cada uno coge lo que quiere. Frecuentemente es hot red pepper jelly (difícil encontrar el punto de la jalea aun si tienes pectina artificial para añadir). Lo hacíamos a la antigua siempre – con variado éxito: 
Pero otra receta parecida es red pepper jam que es muy fácil de hacer y da el pego perfectamente. Yo añado unas 15 gotas de Tabasco a los pimientos rojos dulces.
Otra cosa que he servido con el queso es Roasted Garlic and Onion Jam que traía de Canada o USA, marca Stonewall Kitchen, carísima. Pero he encontrado una receta y voy a probar hacerla en casa. Creo que añadiría un poco de pimienta. 
Mango Chutney, que venden aquí en algunos sitios ya, también sirve para variar este plato de queso. Si el chutney es grueso, lo trituro con un poco de vino blanco y queda perfecto. Ahora mismo tengo un Sherwood’s Mango Sauce, comprado por una amiga británica en Gibraltar (El Corte Inglés de Algeciras lo llamaban). También uso esta salsa para unas muy pequeñas albondiguitas de aperitivo; suelen gustar mucho”.

email

Powered By WordPress Tabs Slides

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


cuatro + 4 =

14 Comentarios a la entrada: "Sencillo y delicioso"

  1. Hola, Rafael: si lo sirves recién horneado, el queso está derretido y es dif´cil de cortar y servir. Basta que esté templado. Frío del todo no. Puedes hornearlo antes, incluso la víspera y meterlo luego 10 minutos en el horno templado para que coja algo de temperatura y el hojaldre siga crujiente.

  2. Rafael says:

    Lo tengo que probar no lo había visto antes.
    ¿lo sirves recien horneado?
    Me gustaria saber si despues de que se enfrie queda bien.

  3. Brétema says:

    Yo no soy de membrillo, pero el queso y, sobre todo, el hojaldre, me pierden. Me encantan tus presentaciones.
    Un abrazo

  4. María says:

    Que preciosidad y que original y facil me ha parecido, una receta de categoria total, me ha enamorado. Besicos

  5. Realmente espectaculares diría yo. Una idea genial y qué bien queda para lucirse cuando hay invitados.
    Un abrazo

  6. ro says:

    Me encanta la idea. Es tan fácil y nunca lo he hecho…

    Besos.

  7. MMF says:

    Cómo me gusta esta idea!!! Una combinación perfecta la del queso y membrillo que siempre he hecho sobre rebanada de pan: rebanada de pan (casero y bueno, claro), sobre ella el membrillo y por último el queso, todo ello gratinado. Pero este vestido de gala que le has colocado me ha dejado con la boca abierta. Gracias por compartir tu idea.

    Besos

  8. Dharma says:

    Preciosos y exquisitos. Me encanta esta receta y me encanta el hojaldre. Queda anotada. Ah y por supuesto feliz y productivo 2013

  9. Layla says:

    Me he quedado de piedra, me parece genial esta idea. Un besazo y felicidades por el blog, es una delicia leerte

  10. Anónimo says:

    Ummmm qué hambre!!!!

    Circe, estaba buscando tus panes greñados con cordón pero no los encuentro. Me puedes decir donde están?

    Maria

  11. Desaparecen tan rápido en la mesa que es difícil hacerles fotos en medio de una celebración. Pero intentaré hacer uno sólo para los míos y hacerle una foto al interior.

  12. Núria says:

    Que gran idea, me hubiera gustado ver el corte, seguro que era genial…besos


Amasado por :

Mira a tu alrededor. Seguro que ves a a esa persona que es "un pedazo de pan"... Yo estoy rodeada, soy afortunada. Y quiero compartir con todos ellos y vosotros este pedazo mío de pan, su aroma, su sabor, su textura. El buen pan está hecho de tiempo, porque el mejor regalo que podemos ofrecer es tiempo para compartir.

Volver Arriba ↑